Blog

¿Problemas para optimizar el flujo de efectivo de tu empresa?
11-06-2020 por Maria José Cervantes

El flujo de efectivo es el oxigeno que alimenta el crecimiento de una empresa, aunque es no es nada nuevo, aún existe una significativa falta de comprensión acerca de cómo se desplaza el dinero dentro de una empresa, es decir, no tenemos claro el ciclo completo de conversión de efectivo y eso puede dar lugar a lagunas en los procesos, dando lugar a un grado de descontrol y fuga de recursos que al final impactan en tu bolsillo.

Por eso, en esta ocasión, quiero compartir contigo, algunas estrategias que aprendí del libro Scaling up, de Verne Harnish, acerca de qué hacer para optimizar el flujo de efectivo.

Quiero hacer hincapié en que, antes de que sigas leyendo esto, tengas claro qué ante todo, debes tener la mente abierta y quitarte de la cabeza la idea de que “así se hacen las cosas”. Hoy en día vivimos en mundo de constante cambio, aferrarnos a una forma tradicional sólo nos dejará obsoletos con tendencia al olvido y la desaparición.

Hay tres formas en las que se pueden mejorar el flujo de efectivo en una empresa:

  1. Reducción de tiempos de ciclo
  2. Eliminación de errores
  3. Cambio del modelo de negocio

A continuación, te proponemos algunos consejos que caen el alguna de las categorías anteriores y que puedes poner en marcha de inmediato.

Reporte diario de la cantidad de efectivo disponible

El análisis de la información del día a día te permitirá leer el comportamiento del dinero y saber mucho más de tu empresa, ver de cerca sus movimientos y detectar a tiempo las lagunas. Has un análisis transversal con la información de cuentas por cobrar y cuentas por pagar para cotejar movimientos.

Si quieres que te paguen, pídelo

Aquí aplica el refrán de, el que no habla Dios no lo oye, y es que se trata de solicitar una acción clara. Los clientes pueden pagar considerablemente más rápido si se los pedimos.

Agiliza la emisión de facturas

En mi experiencia, una de las cosas más comunes que entorpecen la cobranza al interior de las empresas es el tema de la facturación. Se concreta una venta, pero el proceso de generar la factura nunca está claro, se pospone y al final se convierte en un cuello de botella. Quiero decirte que ya sea que asignes a una persona para que atienda esta tarea o que te apoyes de algún programa o sistema, debes atenderlo a la brevedad, no sólo la generación de la factura, sino el seguimiento de la cobranza para obtener los pagos cuando tú lo necesitas. 

Programa y automatiza recordatorios de pago anticipados

No se trata de ser pesado, al contrario, con toda la cordialidad de mundo haz saber a tu cliente, una semana antes, que se acerca su fecha de pago. Aunque no lo creas, hay muchas empresas que carecen de un control de pagos y no tienen presente las fechas importantes. Un recordatorio a tiempo es bien agradecido, incluso en ocasiones con pagos adelantados.

¿Hay alguna razón de fondo por la cual no estén pagando a tiempo?

No se trata de sólo cobrar, en ocasiones, puede ser que tal vez tu servicio no esté siendo bien visto o incluso la factura lleve un error, que se yo. Cuida los detalles, indaga que sucede.

Ayuda a tus clientes a mejorar su flujo de efectivo

Ofrece opciones de pago diferidas, de esa manera ellos les será más sencillo cubrir tu pago a tiempo. Ayúdame que yo te ayudare.

Agiliza entregas

Entre más rápido se concluyan los proyectos, más rápido recibirás el pago. Acorta los ciclos de entrega.