Blog

Implicaciones de la transformación digital
07-07-2020 por Maria José Cervantes

De acuerdo con un estudio realizado por la Consultora IDC, el 81% de las Pequeñas empresas han iniciado un proceso de transformación digital en México, sin embargo, hasta un 70% de ellas podrían fracasar en el intento ¿Por qué?

Entender el proceso de transformación digital como un fin y no como un medio es el primer error ya que lograr esta evolución requiere de un trabajo constante al interior de la empresa, sin embargo, no es algo que pasará o terminará de pasar en algún punto.

Un buen líder que está impulsando ahora mismo este cambio al interior de su organización, debe entender 3 cosas:

  1. Esto es un viaje, no un fin. No esperes que sea sólo una etapa, sino un nuevo modo de vida.
  2. El proceso de transformación digital consta de 3 escalas: la digitalización, automatización y optimización y se deben de atender de manera gradual. No quieras correr antes de gatear.
  3. Necesitaras espacios híbridos. A lo largo del proceso, se deben ir generando espacios propicios para el cambio en los que convivan procesos ya existentes y físicos con otros digitales, del tal forma que poco a poco se logre ese traslado y fusión total, de manera orgánica.

Otro aspecto para considerar en este proceso, son las capacidades con las que debe contar la organización. Y es que no es sólo la cuestión económica. Las empresas deben estar conscientes de que en esta nueva era de la información, el aprendizaje continuo ya no es una necesidad, sino un nuevo estilo de vida.

Asimismo, esta Era digital está marcada por la velocidad, lo que es hoy, mañana ya no, la movilidad que nos ha brindado la tecnología nos ha acelerado como usuarios, pero también como consumidores y por tal razón, las empresas deben estar listas para atender las demandas de su mercado en tiempo.

Es y será una etapa de exploración continua. Nada es estático y todo se mueve rápido, por lo que tenemos que aprender a interpretar rápidamente lo que sucede y actuar con base en ello.