Blog

¿Estas haciendo lo básico o eres un verdadero competidor?
20-04-2020 por Maria José Cervantes

Los cambios que estamos enfrentando los emprendedores y empresarios en esta época nos han sacado de balance y aunque somos conscientes de que el emprendimiento se caracteriza por estar en constante evolución y hemos aprendido a sobrellevarlo, nada nos prepara para condiciones tan abruptas como las actuales.

Y considerando esto, conviene no ser tan complacientes con nosotros mismos y más bien estar atentos a las novedades tecnológicas disponibles que puedan ayudar a nuestros negocios a mantenernos “en el juego”.

Miles de negocios mexicanos están en la cuerda floja, tratando de pasar al otro lado del puente donde la transformación digital es una realidad, habrá quienes no lo logren, la pregunta es, ¿tu empresa lo logrará?

Para determinarlo, quiero ayudarte a descubrir en qué situación te encuentras, tomar conciencia y acción respecto a las áreas de mejora detectadas, antes de que sea tarde. Tómate un momento para autoevaluarte respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Piensas en digital?

Cuando tienes que tomar alguna decisión estratégica

  • ¿Tienes en cuenta el impacto digital de la misma?
  • ¿Has determinado los objetivos de digitalización de tu empresa?
  • ¿Sabes las medidas que debes tomar para conseguir la transformación digital? 
  • ¿Orientas la actividad de tu empresa y su relación con tus clientes desde un punto de vista digital? 
  • ¿Tu equipo de trabajo tiene clara la importancia de la dimensión digital de la empresa?

Implementar unos pocos cambios es insuficiente, necesitamos “pensar en digital” y darle la importancia que tiene en el mundo de los negocios. La transformación ya no es un lujo, sino una necesidad.

Piensa como cliente

  • ¿Pueden los clientes acceder a tu negocio a través de varias vías (multicanal)? ¿Dispones de página web?
  • ¿De tienda on-line?
  • ¿Están adaptadas para su uso en dispositivos móviles?
  • ¿Tienes una app propia accesible para los usuarios?
  • ¿Gestionas el perfil de tu empresa en diversas redes sociales? ¿Utilizas herramientas de ticketing para mejorar la atención al cliente?

La accesibilidad a tu negocio debe ser fácil y rápida, al momento. Los clientes nos hemos digitalizado y si nuestros proveedores de productos o servicios no están al alcance de un clic, probablemente dejarán de sernos relevantes.

Información es poder

  • ¿Escuchas a tu negocio? ¿Sabes que te está diciendo?
  • ¿Utilizas los datos, el Big Data, para determinar tus estrategias empresariales?
  • ¿Monitoreas tu negocio?

La información de tu negocio está disponible en varias fuentes, el aprovechamiento de esta, marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.

El que pega primero, pega dos veces

  • ¿Estas ocupando una posición de liderazgo digital en tu sector?

Observa a tu competencia y respóndete esto:

  • ¿Qué tipo de mejoras han implementado?
  • ¿Cómo podrías superarlas?
  • ¿Eres capaz de innovar en lo que a transformación digital se refiere?

Deja de esperar ser una empresa competitiva si sólo estás haciendo lo básico.

Hablemos de números ¿Gasto o inversión?

  • ¿Cuánto estás gastando en tecnología?

De nuevo, echa un vistazo a las empresas del sector.

  • ¿Mientras ellos disponen de todo tipo de aplicaciones para mejorar su negocio y la comunicación con el cliente tú gastas más en papelería que en tecnología?

Probablemente puedas hacerlo mejor…

Volvamos la mirada al interior

  • ¿Utilizas las tecnologías digitales para mejorar el funcionamiento interno de tu empresa?
  • ¿Las utilizas en procesos?
  • ¿Y en comunicación interna como externa?
  • ¿Utilizas herramientas tecnológicas para mejorar las condiciones de trabajo (por ejemplo ofreciendo teletrabajo o trabajo en remoto) y por tanto hacer más atractivo el hecho de trabajar para tu empresa?

Tus procesos de trabajo también hablan de tu negocio y podemos escucharlos. Echarle un vistazo a las condiciones de trabajo con relación a la tecnología, puede marcar diferencia.

Y el equipo de trabajo

  • ¿Tu personal está capacitado para sacar partido a las herramientas digitales que estás utilizando o pretendes utilizar?
  • Al momento de contratar, ¿tomas en cuenta las competencias digitales?
  • ¿Cuándo implementas una nueva herramienta, ¿ofreces cursos de capacitación para facilitar su uso?
  • ¿Tienes puestos de trabajo determinados dedicados expresamente a tareas digitales?

Es imposible hablar de transformación digital como un ente asilado, una verdadera transformación implica la interacción de personas, procesos y tecnología.