Blog

Cómo optimizar el flujo de efectivo con una estrategia digital
06-12-2020 por Maria José Cervantes

El flujo de efectivo es el oxígeno que alimenta el crecimiento de la empresa, la cual se vuelve inoperable sino cuenta con el flujo necesario para hacerlo, por lo tanto, este es un tema de vida o muerte en los negocios.

Hoy, con las herramientas tecnológicas adecuadas es posible optimizar el flujo de efectivo en tu organización y tener suficiente para operar sin mayor problema.

Para hacerlo hay muchas opciones sin embargo, todas parten de conocer con precisión tu Ciclo Completo de Conversión de Efectivo, es decir, saber cuanto tiempo dura este ciclo en tu negocio, desde el proceso de venta, pasando por producción (si es el caso de tu negocio), la entrega, facturación y cobranza.

Tener sobre la mesa este ciclo, te permitirá ver con claridad su desarrollo y a partir de ahí identificar áreas de mejora. Es justo en ese punto, donde debes aplicar la estrategia de transformación digital, para optimizar tu flujo de efectivo.

Al decir optimizar, me refiero a agilizar las actividades a fin de que no sólo se realicen en menor tiempo, sino con mejor calidad y a menor costo.

Ahora, seguramente ya has detectado algunas áreas en las que podías aplicar mejoras, o si aún no lo has hecho, puedes empezar por considerar dos aspectos, facturación electrónica y pagos en línea.

La tendencia desde hace ya varios años es dejar de utilizar papel por ello, el contar con una plataforma que te permita vender y facturar en el mismo momento y lugar representa una ventaja no sólo en relación al tiempo que te ahorras sino también a la experiencia que le proporcionas a tus clientes gracias a la atención inmedita.

Incluso, una aplicación a la medida te permitiría enviarla automáticamente por correo electrónico o  por whatsapp, para que ahí mismo, tu cliente la reciba y no tenga que esperar días para procesar tu pago.

Si a esto le sumas, que tu factura lleve ya la opción de pago en línea, imaginate lo facil que le pones a tus clientes pagar por tus servicios y lo optimizado que estará tu cobranza y por ende el flujo de efectivo. Evita que tus clientes tengan que pasar de una plataforma a otra para poder concretar su pago y evitatelo a ti mismo también. Recuerda que en los negocios, el tiempo es dinero.

Si pueden pagar una factura en cinco minutos desde que abren su correo electrónico, es probable que tu factura se liquide mucho más rápido. Ambos aspectos pueden ser atendidos mediante facturación automatizada. Los procesos manuales son propensos a errores humanos que pueden tardar en solucionarse, retrasando aún más el pago. Recuérdalo.

Si ya tienes identificadas algunas áreas de mejora en tus procesos de venta y cobranza, acércate con uno de nuestros asesores para que podamos platicarte acerca de cómo implementar una estrategia de digitalización que atienda tus más precisas necesidades.